Hackers: Los nuevos agentes secretos de los gobiernos más poderosos del mundo

Siempre que se escucha hablar de los hackers, de inmediato se les relaciona con los hurtos y estafas que se sitúan en la red, por lo que de inmediato se les relaciona con organizaciones delictivas que se dedican a infundir terror en el mundo.

Pero, la ambigüedad en este sentido está en que muchas veces estos hackers están al servicio de los gobiernos más poderosos del mundo y por ende, a las autoridades se les complica la labor de atrapar a estos piratas de la red que muchas veces realizan ataques que vulneran la privacidad de las personas para adquirir importante información confidencial, pero lo hacen bajo órdenes de algunos gobiernos que los reclutan.

Los hackers como agentes secretos

Algunos de los primeros indicios que llevaron la noticia a la opinión pública de que los hackers estaban siendo reclutados por gobiernos importantes y que una “ciberguerra “es un escenario de guerra no convencional muy probable que podría ocurrir más pronto de lo que creemos, fue cuando una compañía de seguridad estadounidense saco a relucir supuestas pruebas de un ataque que perpetraron hackers rusos para intervenir en la campaña presidencial del país más poderoso del mundo.

¿Los hackers o los espías convencionales?

Durante mucho tiempo, ha existido el espionaje entre las potencias más grandes del mundo. Pero, ahora este espionaje está siendo mucho más sofisticado, ya que los espías ya no realizan o cumplen las mismas funciones que antes cuando los típicos espías se infiltraban en los países que querían espiar para sacar información confidencial. Ahora, los espías son individuos más inteligentes capaces de vulnerar la privacidad de los países que se quiere espiar desde la distancia y desde la seguridad que les brinda operar desde un computador que está a miles de kilómetros de ese país. De hecho, estos nuevos espías pueden realizar sus ataques con mucha más eficacia y precisión que los espías convencionales, estos espías no son más que los hackers piratas de la red que son capaces de vulnerar hasta las redes más seguras del mundo.

Los hackers resultan mucho más económicos de comprar que los espías convencionales, por lo que los países más poderosos del mundo optan por los hackers para obtener información confidencial perteneciente a países rivales. Además, esto lo hacen de una manera mucho más eficiente que incluso les permite a estos gobiernos obtener información confidencial mucho más detallada que la que obtenían de la forma convencional.

Quizás el caso más emblemático en este aspecto es lo que ocurre entre Rusia y Estados Unidos, las dos potencias de guerra más fuertes del mundo, que constantemente diseñas nuevas estrategias junto con los hackers para vulnerar sistemas de información en la red.

Sin embargo, estos nuevos espías también representan otra amenaza, ya que muchas veces terminan vendiendo su información al mejor postor, por lo que muchos gobiernos temen que gracias a estos nuevos espías muy pronto se pueda desatar una guerra de dimensiones colosales que podrían acabar con la estabilidad mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *